Huesos saludables

Huesos saludables

Los huesos proporcionan el soporte, la flexibilidad y el movimiento que el cuerpo necesita, conjuntamente con los cartílagos, ligamentos y tendones. La función principal de los 208 huesos que conforman el esqueleto humano es proteger, almacenar, soportar y equilibrar nuestro cuerpo, es por ello, que es importante cuidarlo desde edades tempranas para evitar padecer de enfermedades como la Osteoporosis.

Desde la infancia se produce tejido óseo, el cual se recambia más rápido de lo que se desgasta, contribuyendo al aumento de la densidad ósea, que posteriormente servirá de reserva para la edad adulta.

La mayoría de las personas alcanzan su densidad ósea máxima alrededor de los 30 años, aunque la remodelación ósea  continúe, se comienza a perder ligeramente más densidad ósea de la que se gana, y es allí, donde radica la importancia de cuidar los huesos, por lo que se recomienda realizar alguna  actividad física para evitar el descenso de la densidad ósea en edades posteriores; siendo las mujeres las más afectadas, por poseer niveles de mineralización inferiores al de los hombres sobre todo a partir de los 45 años o de la menopausia; en esta etapa los huesos se tornan débiles y frágiles, aumentando el riesgo de sufrir Osteoporosis.

Nunca es tarde para comenzar a implementar medidas que contribuyan a la salud de los huesos y prevenir la aparición de enfermedades…

 

Cuidados básicos para mantener huesos saludables:

Tener una alimentación variada y saludable,  incluir alimentos que contenga Calcio  y Fósforo (productos lácteos, almendras, brocoli, col, soya, sardinas) o suplementos, para mantener la densidad ósea.

Hacer ejercicios regularmente,  que soporten el peso del cuerpo  como caminar, trotar, subir escalones, practicar ejercicios de resistencia y fuerza; favorecen la formación de tejido óseo y aumentan la densidad ósea.

Cuidar el equilibrio y la postura: practicando ejercicios que fortalezcan las piernas como el Yoga o el Tai-Chi.

Consumir Vitamina D diariamente, contribuye a fijar el Calcio a los huesos, puedes obtenerlo de los alimentos (pescados, huevos, leche) y también de la luz solar…Te recomendamos  tomar sol todos los días, al menos durante 20 min.

Controlar el peso corporal: tener sobrepeso u obesidad aumenta el riesgo de padecer de enfermedades osteo-articulares.

No fumar

No consumir bebidas alcohólicas

Dormir bien: durante el descanso (entre 6 hs a 8 hs) se produce el recambio y reparación de los tejidos, incluyendo el sistema osteo-articular. Además, se produce la absorción de nutrientes.

 

¡PREVENIR ES VIVIR!

  Dra. Odana Belisario C.

Deja un comentario

Abrir chat