Bienestar y salud mental, una prioridad global.

La salud mental es un estado de bienestar emocional, psicológico y social que influye en nuestra forma de pensar, sentir, actuar, tomar decisiones y de relacionarnos con las demás personas y nuestro entorno.

Bienestar y Salud Mental, una prioridad global es el lema de este año de la Organización Mundial de la Salud (OMS), a propósito de la celebración del Día Mundial de la Salud Mental 2020, con el fin de darle visibilidad al bienestar mental y reivindicar la inversión global en recursos de cuidado y atención a la salud mental con un acceso equitativo, justo e igualitario a estos recursos para toda la población.

Cada uno de nosotros puede ser vulnerable a presentar un trastorno mental a lo largo de nuestra vida, y un factor de riesgo que aumenta esta probabilidad es la situación de estrés que estamos viviendo con la pandemia del COVID-19, por ello, es importante prestarle atención y reflexionar sobre lo fragilidad de la salud mental.

La OMS plantea una serie de pautas que pueden ayudarnos a cuidar nuestra salud mental:

  1. Mantente informado: escucha los consejos y recomendaciones de las autoridades nacionales y locales; recurre a fuentes informativas fiables, como la televisión y la radio  nacionales, y mantente al día de las últimas noticias de la Organización Mundial de la Salud (@WHO) en las redes sociales.
  2. Sigue una rutina: conserva tus rutinas diarias en la medida de lo posible o establece nuevas rutinas: 
    1. Levántate y acuéstate todos los días a una hora similar.
    2. No descuides tu higiene personal.
    3. Toma comidas saludables en horarios fijos.
    4. Haz ejercicio de forma habitual.
    5. Establece horarios para trabajar y para descansar.
    6. Reserva tiempo para hacer cosas que te gusten.
  3. Reduce la exposición a noticias: intenta limitar la frecuencia con la que ves, lees o escuchas noticias que te causen preocupación o tensión.
  4. El contacto social es importante: si tus movimientos se encuentran restringidos, mantén un contacto regular con las personas próximas por teléfono o Internet.
  5. Evita el alcohol y las drogas: limita el consumo de bebidas alcohólicas o evítalas por completo. No empieces a consumir alcohol si nunca lo habías hecho.
  6. Controla el tiempo de pantalla: sé consciente del tiempo que pasas cada día delante de una pantalla. Asegúrate de descansar cada cierto tiempo de las actividades de pantalla.
  7. No abuses de los videojuegos: aunque los videojuegos pueden ser una forma de relajarse, cuando se está en casa mucho tiempo se puede caer en la tentación dedicarles mucho más tiempo del habitual.
  8. Utiliza adecuadamente las redes sociales: emplea tus cuentas en redes sociales para promover mensajes positivos y esperanzadores.
  9. Ayuda a los demás
  10. Apoya a los profesionales de Salud.
  1. No discrimine
  2. El miedo es una reacción normal en situaciones de incertidumbre. Pero, a veces, este miedo se expresa de un modo que resulta hiriente para otras personas. Recuerda:
  1. Sé amable: no discrimines a las personas por miedo a la propagación de la COVID-19.
  2. No discrimines a las personas que creas que puedan estar infectadas por el coronavirus.
  3. No discrimines a los profesionales de la salud, ellos  merecen nuestro respeto y gratitud.
  4. La COVID-19 ha afectado a personas de muchos países, por lo que no se la debe asociar a un grupo humano concreto.

 

Si seguimos estas pautas de forma individual y colectiva, contribuiremos a encontrar soluciones a los problemas de salud mental agravados por la COVID-19.

Recuerda…  ¡Prevenir es Vivir!

Dra. Odana Belisario C.

Deja un comentario

Abrir chat